Reflexiones del Diccionario jázaro


Diccionario jázaro. Novela léxico (1984) Milorad Pavic.

Este libro es una joya de la literatura del siglo XXI y Milorad Pavic su genio. Está escrita más que como diccionario o enciclopedia como la incendiada Biblioteca de Alejandría. Pues su lectura da la sensación de haber recuperado algo irrecuperable. Y sin embargo, es tan imaginario como El Quijote o Las mil y una noches y, al igual que estos libros, su léxico contiene historias dentro de otras historias que pueden ordenarse y reordenarse tantas veces y de las maneras que desee el lector. En eso, el Diccionario jázaro se parece a Rayuela u otras obras experimentales de ese cariz.

Hay tres libros en uno: cristiano, musulmán y hebreo. Los tres tienen una versión de la historia irreconciliable. Y ninguno cuenta la historia verdadera. Se lee entre líneas. Pavic ha hallado la manera de que el lector intervenga como creador en una novela o post-novela o novela hepertextual. De hecho, fue la primera novela que se editó por Internet. Y es que este escritor serbio, de Belgrado, muerto a finales del 2009, le interesan las perspectivas, las realidades que habitan un abanico de sueños, fantasías o la nada que está escrita sin palabras.

La palabra es usada aquí para el detalle. Estos detalles construyen una suerte de poesía que hilvana historias de las que el lector, como hemos dicho, se deberá esforzar para darles un sentido. La historia de la obra es muy original, porque está “escrita” por el lector, es decir, la unidad -base de cualquier arte- es creada por quien lee. Y la historia base dice así: en 1689, en el contexto de la guerra serbo-turca, tres hombres se encuentran; Abraham Brankovich, un comandante de la nobleza coleccionista de viejos escritos; un turco profesor de laúd Jusuf Masudi y el hebreo Samuel Cohen. Los tres se ven en sueños, llevan tiempo buscándose, pero lo hacen cuando los tres pierden la vida.

Y en el apéndice Pavic escribe una aclaración sobre el tema de los sueños, pilar de la novela y de lo que se sirven los cazadores de sueños, una secta que está presente en todo el libro. La narración induce a pensar que la sugirió el diablo, encarnado en un personaje. Esto se advierte claramente cuando Nikon Sevasto le dice a Teoktisto de Nicolje:

Cuando pinto es como si usase un diccionario de colores (…) y el espectador compone con las palabras de ese diccionario las oraciones y libros, es decir, los cuadros. Así podrías hacer tú también al escribir. ¿Por qué no podría alguien componer un diccionario con las palabras que constituyen un libro y dejar al lector que cree por sí mismo la unidad? (p.95)

Sus numerosos registros justifican su belleza como novela polifónica, sus voces manejan múltiples claves que dejarán al lector en sus musas de creatividad, encontrando símbolos diversos que adquieren distinto significado con cada relación. Pero no es tarea fácil. Hay claves que están muy escondidas, unas parecen solo que lo son, y lo son; otras parecen que no lo son, y lo son; y demás claves que lo pueden ser si tú quieres. El libro es un eterno retorno en el que hay vida tras la vida, y la muerte sólo es un sueño que va más allá a cazar su irrealidad.

El lector descubre unas pocas claves en los apéndices mediante un personaje: Teoktisto de Nikolje. Teoktisto construye la totalidad a partir de la diversidad, sin suprimir ésta. Une todas las partes del cuerpo de Adán dispersas a lo largo de los tres libros y de la larga historia en la que una fuerza misteriosa ha impedido que los fragmentos se reúnan. ¿Qué o quién es esa fuerza misteriosa?

A modo de la religión, el tema es el misterio como sugerencia. Se adentra en el pasado mítico-simbólico que todavía nos habita y nos permite construir el mundo que nos sobra y que nos falta. Esa sugerencia  nos invita a solventar su lectura como una acertijo poético que, de resoverlo, el lector habrá hallado la manera en la que puede crear de nuevo el mundo. Leer el Diccionario jázaro es una experiencia literaria única. Absténganse aquellos que no se hagan preguntan con paciencia.

Comentario realizado por: Víctor Javier Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: