El último tuareg


Piensa en los millares de años han sido necesarios para que la lluvia, el sol, el viento, los ríos y la mar moldeara la arena del desierto que jamás podrá emular un alfarero, ni siquiera aunque sea un alfarero tuareg. Piensa en los miles de seres que han perecido en el desierto intentando supervivir en ese medio tan inhóspito. Pero los tuareg han construido su hogar, aquí y allá, moviéndose, a bofetada continua, a pleno sol, tal como viaja la arena en las noches gélidas. Entonces el fuego de la solidaridad entre compañeros de viaje, compañeros de vida, se enciende para cumplir la ley por la cual se puede supervivir y vivir, pues la hospitalidad es imprescindible ante el lugar más yermo de la Tierra. Uno de los pueblos guerreros más increíbles de la Historia, tampoco iba a subyugarse ante el poder de los colonizadores.

Tuareg, de Alberto Vázquez-Figueroa, es una obra literaria que cuenta la historia que también podría llamarse “El último tuareg”. Ya el pueblo se ha reformado a los nuevos tiempos y es más pacífico que antaño. Pero gracias a esta obra de reconocimiento mundial durante muchos años de éxito, la historia de Gacel Sayah, protagonista de esta novela, quedará en nuestra memoria. Gacel acoge a dos fugitivos procedentes del norte. Sin embargo, desconoce que el respeto a esas leyes de hospitalidad, le llevarán hasta el final de sus viajes y sus aventuras.

Si existe una novela recomendable en este blog, esa es Tuareg, más que merecedora del Albatros Literario. ¡Qué la disfruten!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: