¿Quién soy?

Víctor Javier Moreno es un servidor. Valga solo la expresión figurada, pues ni soy buen servidor ni servil. Escribo para mí pensando en mis personajes y su mundo literario dentro de cada título. Soy un albatros torpe y romántico de las artes. Este ave, al cruzar el mar por buscarle el alimento a los suyos, ha de descansar sin mojar sus largas y delgadas alas. Es entonces cuando un tiburón lo encuentra agotado. Su instinto a veces gana y logra esquivar de un picotazo el morro del escualo. Otras se ve triturado entre la sierra que tiene por mandíbula.

Ese soy yo. Quiero transformarlo todo en arte; de la misma forma que quiero que mi libido se exprese con erotismo. Todo escritor venera a Eros, pero si alega “Non serviam” pretende además que su misma vida sea una obra de arte. Cualquier indicio de vitalidad es un regalo que se ha de consumar en éxtasis mítico. Práctica incansable de felicidad, compasión y comunión con todos y todo.

4 comentarios

  1. Cordiais saudações desde Portugal!

    Antes de mais, queria deixar os meus mais sinceros elogios ao seu espaço na
    Internet, onde tive oportunidade de contactar com os seus textos que muito
    apreciei.

    Na minha qualidade de escritor, gostaria de disponibilizar-me, obviamente, para
    uma troca de ideias consigo, enquanto colega de escrita.

    Queria igualmente aproveitar a oportunidade para informar que lancei,
    recentemente, o meu primeiro blogue oficial na Internet:

    http://eupedrosilva.blogs.sapo.pt/

    O mesmo tratará de vários assuntos, desde o meu percurso literário até
    questões da cultura em geral. A ideia base em que
    assenta este projecto é colocar online, num mesmo espaço, todos os textos não
    insertos em qualquer um dos meus livros já publicados.

    Para além disso, as crónicas de cariz literário irão abordar outros autores
    que já tive a oportunidade de ler e com eles trocar ideias sobre a cultura.

    O espaço, apesar de intimista, estará aberto a todos aqueles que com ele
    pretendam efectuar algum intercâmbio.

    Desde já agradeço a vossa leitura desta singela missiva electrónica e
    solicitava toda e qualquer divulgação que pretendem
    efectuar a respeito.

    Um abraço cordial,
    Pedro Silva

  2. Querido albatros,

    si hubieras visto de cerca las fauces del gran tiburón blanco, se te encogerían las alas o los huevillos. Dentro de su brutal aspecto resulta un animal hermoso, incluso delicado, pues cuando cierra sus dientes sobre tí, lo hace rápido para que no te enteres, eso es ser buena persona o buen escualo. Pero al albatros literario no lo alcanza ningún depredador, porque vuela tan alto que puede acariciar las estrellas y también cagarse desde las alturas, tienen esas cosas estos pajarillos gigantes, pero no hay que tomárselo a mal, dicen que pisar mierda da buena suerte.

    Amigo mío, tú me das suerte sólo por conocerte, pero no me cagues encima, ¡¡pajarracooooo!!

    ¡¡Un abrazo!!

    Pks

  3. Querido amigo,

    He querido parar un momento de tanto movimiento espasmódico. La vida va pasando y ni nos enteramos porque estamos trabajando como bellacos prácticamente sin tiempo para pensar. A mi hoy me ha dado por pensar. Y he pensado en un amigo como tú. Como quizás en directo mis conciertos dialecticos no tienen tanta fuerza como mis palabras en estudio, me he dado cuenta de que tienes este contestador automático en Internet y he querido dejarte este mensajito.
    Amigos hay pocos y no debe uno dejar de mandarle abrazos o darlos en persona en cualquier ocasión. De manera que estas palabras interprétalas como un abrazo en prosa, con mucho cariño, separado por una amplia distancia de mar, donde mi albatros favorito sigue escapándose y luchando con los tiburones. Esa imagen es la que vale. La lucha. Esa que desde que te conozco llevas, buscando respuestas a todo, con una valentía sobrehumana. Pues eso, un abrazo Albatros. Me gustaría ver un texto nuevo aquí, por pequeño que sea.

  4. Texto escrito el 25 de marzo de 2011

    Hola amigo:

    Nos conocemos desde hace casi diez años. QUizas no parezca mucho, pero han sido diez años importantes y especiales en tu vida. Prácticamente desde los diecisiete hasta tus veintisiete años actuales. Son años muy especiales: los años en los que pasas de la adolescencia a la madurez. Se viven muchas cosas en esos años y yo he podido ver cómo las has pasado tú.

    Casi todas las personas que conozco y que te conocen coinciden en que eres un tío especial. Y es cierto. No eres un tipo cualquiera. Eres un valiente de verdad. Te has enfrentado siempre cuerpo a cuerpo con lo que da miedo a la mayoría de las personas: la búsqueda de la verdad.

    Has dedicado mucho tiempo a leer y a informarte mientras otros se iban a tomar cañas y a bailar. Tú siempre has buscado algo más que divertirte. Aunque quizás, tu diversión consiste en zambullirte en esas letras, en tus meditaciones, en profundas conversaciones y pensamientos, buscando y buscando respuestas. Has tenido poco tiempo pero lo has aprovechado más que cualquiera.

    He vivido muchas cosas contigo. Buenas y malas. ¿Recuerdas cuando fuimos a ver el concierto de Coldplay a San Sebastián? Fue genial. No solo el concierto sino el viaje y después quedarnos en el coche en Ondarribia. ¡Que frío pasaste cuando puse el aire acondicionado en dirección a tus piés y tiritabas mientras dormías! ¡Y cómo me descojoné yo!.

    Fue impresionante el viaje que hicimos a Escocia. Tengo unos recuerdos imborrables. Pero también recuerdo pequeños momentos más sencillos como irme a tomar cervezas contigo a Malasaña o ratos mágicos en el Txiki.

    Lamento mucho que te vayas y me alegro mucho de haber tenido la suerte de conocerte.

    Ahora estoy en un avión, para ir a despedirme de ti, porque te encuentras al borde de la muerte. Tengo muy claro que te enfrentarás a ella como lo has hecho con todo en tu vida. Con valor extremo, entereza, curiosidad y honestidad. Seguro que ahora encontrarás la verdad.

    Creo que no nos veremos más aunque quizás podamos sentir la presencia de nuestros espíritus, que siendo energía, no creo que se destruya.

    Tampoco voy a volver a oír tu voz porque ya estás sedado y dormido. Pero espero coger tu mano y despedirme de ti, como una de las cosas más importantes que tenemos en esta vida, como un amigo.

    Jon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: